Hay que levantar una voz profética en contra de los asesinatos de líderes sociales y defensores de derechos humanos del país

lideres socialesDe acuerdo con las declaraciones entregadas el pasado 13 de julio por el Defensor del Pueblo, “hasta el 5 de julio de 2017 se han reportado 52 homicidios contra líderes y defensores de derechos humanos en el presente año, con lo cual el consolidado de homicidios entre el 1 de enero de 2016 y el 5 de julio de 2017 es de 186 casos” [1].

Este 13 de julio desde la ciudad de Barrancabermeja, el Defensor del Pueblo Dr. Carlos Negret, reiteró su preocupación por la riesgosa situación en la que se encuentran los líderes sociales y defensores de derechos humanos en Colombia, muchos de ellos en la región del Magdalena Medio[2].

Cabe resaltar que tal y como lo ha indicado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante CIDH), el Estado está obligado a prevenir cualquier atentado contra la vida e integridad de defensores y líderes; así como también tiene la obligación de adoptar medidas específicas de protección para quienes se encuentren en riesgo, y de llevar a cabo investigaciones exhaustivas e imparciales que permitan establecer responsabilidades y sancionar a los autores de los crímenes en su contra[3].  

Ante el panorama presentado por la Defensoría, no solo resulta preocupante el papel de algunas autoridades estatales, sino también el de varios sectores de la sociedad civil que hasta hoy han sido testigos silentes de esta situación. JUSTAPAZ condena enfáticamente cualquier acto de violencia o intimidación cometido en contra de los líderes sociales y defensores de derechos humanos del país, e insta a las Iglesias y comunidades de fe a que levanten una voz profética de rechazo en contra de estos hechos.

Se debe traer a consideración que como asevera la CIDH: “los actos de violencia y otros ataques contra las defensoras y los defensores de derechos humanos no sólo afectan las garantías de todo ser humano, sino que atentan contra el papel fundamental que juegan en la sociedad y sume en la indefensión a todas aquellas personas para quienes trabajan” [4].

Los líderes sociales y defensores de derechos humanos son semillas de esperanza para la construcción de una sociedad colombiana con paz en sus territorios y reconciliación entre sus pueblos, por lo tanto, guardar silencio ante su asesinato implica una responsabilidad inmensa por la que se ha de responder a las generaciones venideras.

Por: Juan Manuel Martínez 

[1] Defensoría del Pueblo de Colombia. “En Barrancabermeja persisten las amenazas a líderes sociales; en todo el país van 186 asesinados según las cifras de la Defensoría”. Consultado el 14 de julio de 2017. Disponible en web: http://www.defensoria.gov.co/es/nube/noticias/6468/En-Barrancabermeja-persisten-las-amenazas-a-l%C3%ADderes-sociales;-en-todo-el-pa%C3%ADs-van-186-asesinados-seg%C3%BAn-las-cifras-de-la-Defensor%C3%ADa-Autodefensas-Gaitanistas-de-Colombia-Defensor%C3%ADa-del-Pueblo-Barrancabermeja-l%C3%ADderes-sociales.htm

[2]  Defensoría del Pueblo de Colombia. “En Barrancabermeja persisten las amenazas a líderes sociales; en todo el país van 186 asesinados según las cifras de la Defensoría”. Consultado el 14 de julio de 2017. Disponible en web:    http://www.defensoria.gov.co/es/nube/noticias/6468/En-Barrancabermeja-persisten-las-amenazas-a-l%C3%ADderes-sociales;-en-todo-el-pa%C3%ADs-van-186-asesinados-seg%C3%BAn-las-cifras-de-la-Defensor%C3%ADa-Autodefensas-Gaitanistas-de-Colombia-Defensor%C3%ADa-del-Pueblo-Barrancabermeja-l%C3%ADderes-sociales.htm

[3] Organización de Estados Americanos. Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Comunicado de Prensa: “CIDH condena asesinatos a defensoras y defensores de derechos humanos en la región”. Consultado el 14 de julo de 2017. Disponible en web: http://www.oas.org/es/cidh/prensa/comunicados/2017/011.asp

[4] Organización de Estados Americanos. Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Comunicado de Prensa: “CIDH condena asesinatos a defensoras y defensores de derechos humanos en la región”. Consultado el 14 de julo de 2017. Disponible en web: http://www.oas.org/es/cidh/prensa/comunicados/2017/011.asp