II Encuentro: Ruta de Protección Territorial

cubrimiento 1El pasado 25 de Octubre, se llevó a cabo la segunda versión de Encuentro de Ruta de Protección Territorial en la ciudad de Bogotá, el evento organizado por la Asociación Nacional de Reservas Campesinas (ANZORC) y Centros de Estudios para la Paz (CesPaz), desempeñó una apretada agenda en la que se dio espacio para que guardias étnicas, campesinas y cimarronas, comunidades de paz, caravanas y refugios humanitarios, redes de Derechos Humanitarios y Organizaciones de Acompañamiento Internacional expusieran en un panel sus experiencias de protección y autoprotección civil de la sociedad civil en los diferentes territorios.

Alejandra Pérez de Grupo Jurídico de la Organización Defensora de Derechos Humanos (DHOC), relata la importancia de la fundación y su trabajo base en las regiones del oriente colombiano con los campesinos debido a las violaciones de DDHH en cuanto a líderes y lideresas de las comunidades. También, resalta las áreas de influencia de trabajo en Guaviare, Vichada, Meta, Vaupés, Guainía, Arauca, Casanare, y en la ciudad de Bogotá, regiones de Cundinamarca y Tolima en Icononzo.

El segundo panel sobre experiencias internacionales, contó con la presencia de Paula Ramírez de la Unidad Nacional de Protección, Ángela Garavito del Ministerio del Interior, Adriana Pérez de la Consejería Presidencial para los DDHH, María Paula García de la 2da Misión de la ONU y Fernando Estrada del Sistema de alertas tempranas de la Defensoría del Pueblo y fue moderado por Marcela Pinto de ANZORC.

En el panel se abordaron temas sobre las experiencias de las instituciones y la articulación de estas con la institucionalidad comunitaria y organizaciones sociales que están inmersas en los territorios. María Paula, es una de las encargadas de la verificación de los acuerdos de paz donde se ha valorado la realización de los mismos, ya que, hace énfasis que en Colombia ha demostrado la voluntad de las partes frente alcanzar los objetivos planteados, otorgando un 90% de cumplimiento ante los casos que se han presentado y se han buscado resolver a tiempo.

Dentro de la verificación de la dejación armas se resalta que la totalidad fueron entregadas a las Naciones Unidas y de tal manera se certificó el hecho. La ONU también menciona que las FARC entregaron 1027 caletas pero la ONU no pudo cumplir sino con 750 de estas, y las demás quedarán a cargo de la fuerza pública del gobierno.

Por parte de los demás panelistas se dio un largo abordaje sobre las experiencias e iniciativas a trabajar de la mano de las comunidades, reiterando que es un momento de suma importancia para aportar a una adecuada implementación del acuerdo de Paz y también de establecer políticas públicas en la que los grupos sociales hagan parte.

Frente a la jornada se adecuó un panorama sobre lo que ha sido en los territorios la implementación del acuerdo de paz y la participación de diferentes organizaciones para establecer tejido social y acompañamiento en las zonas que pervive una vulnerabilidad a los DDHH, se resaltan propuestas implementadas por las mismas comunidades y se distinguen las iniciativas en pro- de construcción de paz como una necesidad que surge en las regiones.

Redacción: Angie Villalobos. Comunicaciones Justapaz.