Ciclo de Conversatorios: Libertad de Religión y Conciencia, Iglesias en Construcción de Paz

23192358 10156054254464684 2019837880 oEl pasado jueves 26 de Octubre se llevó a  cabo la tercera jornada del ciclo de conversatorios de Libertad de Religión y Conciencia, Iglesias en Construcción de Paz. La intención del escenario de discusión, fue abordar las iniciativas de Paz que tienen las iglesias en zonas de conflicto y qué se puede hacer en Bogotá.

El conversatorio estuvo moderado por Manuel Jiménez sacerdote de la Arquidiócesis de  Bogotá y experto en cultura de paz, también, contó con la presencia de Alba Jiménez directora de la Agencia Adventista para el Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA), Juan  Bautista García politólogo y delegado para asuntos públicos de la Iglesia de los Santos de los últimos días, Rosa Inés Floriano responsable de justicia y paz del secretariado nacional de pastoral social de la Conferencia Episcopal de Colombia, Katherine Torres Directora de Puentes para la Paz de la iglesia Menonita y Martín Nates delegado de la Asociación Cristiana Menonita para la Justicia, Paz y Acción Noviolenta Justapaz . 

La Agencia Adventista, está encargada de buscar fondos para intervenir en el país a través de proyectos. En los último años ADRA ha venido trabajando con población víctima, más exactamente con personas desplazadas, enfocando en el tema psicosocial y trabajos humanitarios. En el conversatorio, la Directora menciona sobre cómo trasladar las experiencias hechas en otros territorios a Bogotá, con el proyecto Centros de Influencia para la Paz y Reconciliación CIPER, el cual busca que las iglesias se puedan convertir en centros de influencia hacia la comunidad y el barrio en el que alberga, del mismo modo, ADRA, está haciendo aportes en el tema del post-acuerdo.

Por otro lado, Rosa Ines Floriano, habla de la necesidad de “desinstalar la desconfianza como un patrón de relacionamiento entre unos y otros, ya que, en las urbes es un tema complejo, por lo que relaciones cotidianas se ven fragmentadas, por ende se necesita desde el sentido común reconocer como estos patrones  de violencia se han adquirido para  identificar al otro  que está en el mismo territorio y desdibujar esas fronteras imaginarias de intolerancia”.

Martín Nates, resaltó la tarea Justapaz, frente a la construcción de Paz en escenarios marcados por el conflicto. Además, citó en el ciclo de conversatorio el texto bíblico de Romanos 12:12, donde enmarca el rescatar la alegría de la esperanza en un ambiente tan adverso para la vida y para las víctimas, también, la persistencia, solidez y constancia en las estimulaciones de contacto con ellas  y por último el dolor considerado como reto, ya que de él, se   hace una invitación a sanar heridas, a transformar conflictos, pero lo más importante a ser perseverantes en la espiritualidad.

La postura de las iglesias como forjadoras de paz, debe ser el servir como epicentros para simplificar la violencia y masificar las relaciones entre humanos como acción para la construcción de una ciudadanía en Paz, ya sean  llevando un análisis conveniente para la implementación de la propuestas a nivel Bogotá, teniendo como referencia que han funcionado en los diferentes territorios que han vivido un conflicto armado fuerte donde se ha generado un gran avance, para de ahí, implementar la iniciativa de  cómo en esos espacios se pueden crear escenarios de paz.

Según los panelistas, esto se puede trayendo experiencias ya realizadas en diferentes espacios y adaptarlos al contexto capitalino y sus necesidades. Todo depende de reconocer que el otro hace parte del lugar y de ahí comprender los diferentes lenguajes que convergen en el mismo espacio, ayudando a forjar el reconocimiento de las propuestas e iniciativas de Paz. 

Redacción: Angie Villalobos. Comunicaciones Justapaz.