¡Me declaro Objetor de Conciencia por el amor que le tengo a Dios!

Cristian GmezCristian Gámez, un joven de 18 años, llegó el pasado 25 de abril al Distrito Militar #59 de Soacha para que se definiera su situación militar como objetor de conciencia ante el Ejército Nacional, proceso que inició desde marzo y que contó con el acompañamiento de Justapaz.

Pero, ¿Cuáles son las razones por las que se declara como Objetor de conciencia? Cristian, manifiesta que una de los argumentos por los cuales objeta a ser partícipe de la guerra, es porque sus razones de fe, el amor a Dios y sus principios que le inculcaron desde la iglesia y su hogar, van en contra de todo acto violento, como lo afirmó en la siguiente frase: “los problemas se solucionan con amor y no con violencia” 

Aunque se definió la situación militar de Cristian como exento de prestar el Servicio Militar Obligatorio en razón de su fe, el Distrito militar respectivo no lo declaró como Objetor de Conciencia. La anterior situación resalta la inconveniencia de que se defina la situación militar de los jóvenes objetores de conciencia por parte de las autoridades militares, sin contar con una regulación mínima del procedimiento que se sigue a partir de figuras como los comités interdisciplinarios. 

Justapaz reitera la necesidad de que se determine un procedimiento claro y que garantice el derecho al debido proceso de quienes son objetores de conciencia al Servicio Militar Obligatorio. 

Por: Michelle Silva. Comunicaciones Justapaz.